MI CORAZON HABLA EN VOZ ALTA

Descubrí, al abrir los ojos, que podría ser una estrella, siguiendo el sendero del Universo, cuando la magia de la noche hechizo mi alma, en el azul del cielo, iluminado con el resplandor de la luna.

Descubrí tantas cosas, sobre todo aquellas que se sienten, una inmensa paz rozó mi ser y entre mis dedos, germinó, la llave del paraíso, vislumbrando el mundo de la creación.

Alcé mis manos, lentamente, temiendo romper la imaginación, acariciando con ternura, lo que los ángeles me regalaban, un edén eterno, que fluía y refluía, tan fuerte y tan débil, al mismo tiempo.

Descubrí que son, en esos momentos, en los que más viva me siento y se armonizó el espacio para concebir, en el corazón la poesía, fraguándose los recuerdos.

Descubrí, que no nos encontramos, que nos llevábamos dentro de siempre, así, que cuando abrí los ojos al firmamento, todavía latía mi piel, porque a tú lado no tengo miedo, mantienes a salvo mi corazón, en este misterioso viaje, donde todo de mi, ama todo de ti.

Descubrí, que cuando mi corazón habla en voz alta o a voz bajita, que más da el volumen, es la intensidad, y es que si me dieran a eligir, te escogería, siempre a ti, sin pensarlo.

” MI CORAZÓN HABLA EN VOZ ALTA “.
Derechos de Autor.
Ana Maria Durbán Villamayor.
ESPAÑA, 24 julio 2018.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *